Si perdemos la esperanza, lo perdemos todo

Imagen UNICEF USA

Píldoras de inspiración finaliza la octava temporada de enComunicación con la historia de una joven fuerte y con coraje que no sólo salió adelante en su precaria situación personal, sino que, con su perseverancia, también quiere lograr que todos los niños y niñas tengan acceso a la educación, incluso en las peores circunstancias.

Ella es Muzoon Almellahan, refugiada siria en Newcastle. Tiene 20 años y es la embajadora más joven de Buena Voluntad de UNICEF. Además, es muy buena amiga de Malala Yousafai, Premio Nobel de la Paz en 2014.

Muzoon iba a la escuela en su ciudad natal de Siria hasta que en 2013 las condiciones se pusieron cada vez más peligrosas por el recrudecimiento de la guerra. Las bombas eran continuas y pensaba que en cualquier momento podían morir.

Al año siguiente la familia de Muzoon no tuvo más remedio que recoger algunas escasas pertenencias y huir a los campos de refugiados en Jordania.

El padre les dijo que llevaran en la maleta sólo lo más importante.

Y ¿qué hizo entonces nuestra protagonista?

¡Eligió llevar los libros de la escuela!

Para ella eran su tesoro más valioso…

En las míseras condiciones de vida en los campos de refugiados, su obsesión era ir a la escuela y seguir aprendiendo. Su máxima ha sido siempre que “la educación es clave para tener la vida que deseas y convertirte en quien tú quieres. Si no, puedes perderte a ti misma”, dice constantemente en las charlas TED y numerosas entrevistas que ha realizado.

No sólo insistía en ir ella a la escuela, sino que iba tienda por tienda animando a que los demás niños y niñas fueran también. Algunos le hacían caso, otros no…la desmotivación era muy grande.

Precisamente en uno de esos campos jordanos conoció a Malala. Ambas jóvenes son incansables luchadoras por los derechos de la educación infantil, especialmente en el caso de las niñas.

Cabe destacar también que en los campos de refugiados se producen muchos casos de matrimonios tempranos de niñas con 12 y 13 años….y tienen que dejar la escuela. Según las familias, es la mejor forma de protegerlas de la pobreza y la violencia.

Muzoon piensa que, si las niñas no estudian, nada ni nadie puede protegerlas.

Según datos de UNICEF, las niñas afectadas por conflictos son 2,5 veces más propensas a quedar fuera de la escuela que los niños.

Se estima que hay 25 millones niños de primaria y secundaria sin escolarizar en zonas en conflicto. De los niños refugiados, sólo la mitad están inscritos en la escuela primaria y menos de un cuarto están matriculados en la escuela secundaria.

Muzoon, al igual que Malala, sabe lo que es empezar una vida de cero, huir del más crudo horror y dedicar su vida a una causa tan noble como es la educación infantil para todos los niños del mundo.

Segura de sí misma, con una voz potente y llena de valores humanos no sólo para el presente, sino para el futuro mejor de su país y del mundo a través de la infancia y la educación, así es esta joven refugiada siria.

Malala y Muzoon son dos jóvenes llenas de ideales, de optimismo y, a la vez, dotadas de una gran fuerza de voluntad, iniciativa y coraje.

Sus historias de vida son una luz en medio de la tristeza de un mundo que se debate entre las atrocidades de las guerras y el egoísmo de los que sólo miran su propio y exclusivo beneficio personal…

Estamos, sin duda alguna, ante jóvenes líderes referentes, capaces de vencer la indiferencia social y decididas a protagonizar grandes cambios que marcarán para bien la vida de millones de niños y niñas.

Para acabar y mantener alta la inspiración que ha guiado esta sección, comparto estas palabras de Muzoon ….

“Si perdemos la esperanza, lo perdemos todo”

Imagen cabecera: UNICEF USA

Hacia un nuevo modelo de liderazgo

Imagen Stefan Stefancik by Unsplash

Imagen Stefan Stefancik by UnsplashLos rápidos y constantes cambios sociales y tecnológicos que estamos viviendo desde hace sólo unas décadas y… los que puedan venir en adelante con la implantación de la inteligencia artificial, por ejemplo,… nos llevan a entender que debemos ir hacia un nuevo modelo de liderazgo.

Este fue el tema que tratamos en la sección Píldoras de inspiración del programa enComunicación donde comentamos la perspectiva de Barbara Kellerman, miembro fundadora de la Asociación Mundial de Liderazgo y autora del libro El fin del liderazgo.

Aporta un matiz nuevo “el sistema de liderazgo” con tres partes relevantes entre sí: el líder, los seguidores y el contexto. Algunas de las interesantes ideas se basan en:

  • La holocracia, los equipos de trabajo son autónomos para organizarse internamente para cumplir los objetivos
  • Poner a los seguidores en el foco de atención
  • El saber es compartido entre los miembros de la organización. Podríamos considerar el mentoring en doble sentido de líderes a colaboradores y viceversa
  • Liderazgo efímero de los cargos CEO al igual que el de las empresas globales que no tienen garantizado el protagonismo
  • El usuario manda en la era digital. De hecho, se han creado puestos de trabajo basados en el cliente como community manager o data analist.

También en esta perspectiva recomiendo el libro Business minds que recopila una serie de entrevistas con expertos de prestigio como Koter, Peters, Senge…entre otros.

Quiero destacar especialmente el punto de vista de Benis que enumera cuatro habilidades clave para el nuevo modelo de liderazgo:

  • Entender y practicar la apreciación de los demás. Deben conocer y desarrollar el talento
  • Recordar constantemente al equipo qué es lo importante
  • Generar y mantener la confianza
  • Líder y colaboradores son estrechos aliados

Con los grandes avances tecnológicos que puedan existir, estoy convencida de que el eje fundamental y estratégico estará en las personas, que seguirán teniendo el poder de transformar la realidad y lograr los objetivos propuestos, con independencia del tamaño de la organización.

Y en este entorno resulta clave el desarrollo un nuevo modelo de liderazgo.